Poniendo caras

Y muy literalmente de eso vamos a hablar, de poner caras a los amigurumis, porque por muy mono que nos haya quedado si le ponemos los ojos mirando a Cuenca no hay monitud que lo resista

Imagen1

Vale, pues vamos al lío. Tomaremos de ejemplo este osito que está sacado del libro amigurumi Winter Wonderland del que ya hablaré cuando haya hecho más modelos y tenga una opinión más válida. En este caso nuestro osito tiene ojos y nariz.

Como siempre para esto tenemos varias opciones. Los ojos y las narices de seguridad son una gran opción. A mi me gustan mucho, son cómodos prácticos y no se salen ni queriendo así que ningún niño se los puede tragar. Peeeeeeero…..no siempre nos encajan con lo que estamos haciendo. Por ejemplo para este oso podíamos haber usado ojos de seguridad pero la nariz no quedaba bien y debe ir bordada. Cuidado! este tipo de ojos hay que colocarlos según vamos tejiendo aunque en la mayoría de patrones nos indican entre que filas se ponen.

Bueno, la cuestión es que yo me he quedado sin, y en Pamplona no son tan fáciles de encontrar…así que opté por bordarlo todo.

Empecé por la nariz, que es más fácil:

Imagen6

  1. Enhebramos la aguja con el hilo que vamos a usar. Yo usé una aguja curva porque me es más cómodo (que es la que uso para coser las partes del amigurumi) Insertamos la aguja y hacemos un nudito pequeño al principio. Para esta nariz, meteremos la aguja en la primera fila y la sacaremos por la segunda.
  2. Y tan sencillo como eso, vamos repitiendo metiendo por la primera fila y sacando por la segunda y vamos en orden de un lado hacia el otro.
  3. Y seguimos así dando forma a la nariz hasta que decidamos que nos gusta y hacemos un nudito en la parte de abajo.
  4. Para acabar, después de haber hecho el nudo, volvemos a insertar la aguja pero esta vez la sacamos por cualquier otro lado, tensamos mucho el hilo y cortamos lo más a ras que podamos. Al destensarse el hilo no se verá y ya está!

Ahora vamos con los ojos, que es un poco más difícil pero mismo proceso. Yo primero dibujo con este bolígrafo que se borra con el calor para ubicar los ojos y ver como van a quedar. Suelo usar algo redondo como plantilla primero porque hacer círculos no es lo mío, y para seguir porque tener dos ojos iguales mola más. Como el boli se borra, podemos rectificar las veces que queramos.

Imagen7

  1.  Lo primero que hacemos es el contorno del ojo a puntadas.
  2. Ahora vamos rellenando el ojo metiendo la aguja en un lado del contorno y sacándola por el otro. En este paso es importante no tirar mucho del hilo porque se os deformará.
  3. Seguimos rellenando hasta que lleguemos al final
  4. Vemos si hemos dejado huecos o si hay partes que rellenar más
  5. Por último yo suelo dar unas puntadas metiendo la aguja en vertical y dejando el hilo en los laterales para que no se vean las puntadas en el contorno y que quede más redondito.
  6. Y tadááááá!igual que con la nariz, hacemos un nudito y sacamos el hilo en cualquier otro lado y cortamos

Lo máááááááás difícil  es que los dos ojos queden iguales, aunque si los dibujamos antes de bordar y no nos salimos de eso (ojocuidado no es tán fácil) pues queda mejor.

Con la práctica se mejora muuucho pero no hay más misterio!!!!

Aleeee a probar!!!!

Anuncios

Un comentario sobre “Poniendo caras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s